*El triunfo de la noche del miércoles dejó sobre la mesa una anunciada crisis en el poderoso equipo de Barranquilla y en medio de la alegría interrogantes y pensamientos en Santa Marta.

*La mandataria distrital anunció que 500 policías serán los encargados de garantizar la seguridad en el estadio Sierra Nevada y evitar incidentes de orden público en la ciudad.

Santa Marta, tiene muchas cosas que la hacen única ante las demás ciudades, y no es mera casualidad, este es un territorio sagrado, empezando porque de acuerdo a nuestros hermanos mayores, Los Kogui, Arhuaco, Wiwa y los Kankuamos, es la Sierra Nevada la madre tierra y allí está el centro del universo.

Santa Marta, es la primera ciudad en pie del país, y por lo tanto tiene muchas otras cosas en donde ella es la primera, se asegura que el fútbol entró por aquí, y su sociedad ha tenido la fortuna no de contar como La Guajira de un gran jugador Arnoldo Iguaran y tres décadas después otro como Luis ‘Lucho’ Diaz, aquí crecen silvestres, y siempre hay una mina de portentosos jugadores que dan el nombre a una ciudad llena de gloria en ese deporte.

Pocos equipos de fútbol en el mundo se dan el lujo de tener hinchas como el Unión, aquí dos de ellos, Carlos Vives y Michel Torres, ambos le han compuesto y cantado hermosas y pegajosas canciones//

Sin duda que hemos perdido el tiempo, si uno paga entre 17 y 25 euros para recorrer el  Santiago Bernabéu de Madrid para ver los premios, las copas y las fotos de su gran galería de triunfos, hace rato  en Santa Marta ya es para que existiera un museo que guarde la grandeza de Alfredo Arango, Carlos Valderrama y su dinastía, porque los Valderrama Palacio o viceversa, son la familia más grande de futbolistas que ha dado planeta, con Justo, Miguel González, Jaricho, Ronald, Alan en fin, y a eso habrá que sumar los guayos de Raúl Peñaranda, Retat y Gamero, el busto de  Pescaito Calero, Calanche Sulbaran, las camisetas de  Falcao, Oscar y Jorge Bolaños, los guantes de Jaime De Luque y ‘Chimilongo’ Robles, en fin, son decenas y decenas de artistas del fútbol que engalanarán un gran museo: ‘El Museo de las leyendas y glorias del fútbol samario de todos los tiempos’.

Las disputas políticas le han hecho un serio y grave daño a la imagen futbolística de la ciudad, hoy por ejemplo en el papel el glorioso estadio Eduardo Santos es un monumento nacional, pero en la realidad se lo está comiendo una selva de monte y roedores y su mayor guardián como es la escultura más grande del planeta a un hombre vivo, como es la estatua al Pibe Valderrama, poco puede hacer para que su presente cambie.  

Aquí Alberto Linero, le mete una perrateada a los barranquilleros de ‘Padre y Señor mío’, eso solo pasa con el Unión Magdalena//

A través de un comunicado de prensa la alcaldía de Virna Johnson Salcedo anuncia con rigor: “El partido entre el Unión Magdalena y el Junior de Barranquilla, del próximo 14 de septiembre, se desarrollará sin la presencia en el estadio de hinchas del Junior de Barranquilla y buscando la total normalidad y así evitar la alteración del orden público, en total serán 500 uniformados los encargados de garantizar la seguridad del encuentro”.

Pese a que el Unión Magdalena nació para dar alegrías, aunque hemos vividos muchas angustias y penas con sus célebres seguidores como son Alberto Linero, Carlos Vives y Michel Torres, quienes le han cantado y le siguen cantando a fin de que el ciclón sople y sople contra el arco contrario, hoy da tristeza que un clásico costeño no se pueda llevar en paz.

Antes la ofensa más grande era que Eduardo Julián Retat, víspera del encuentro gritara, “no me van a volar la cerca, este domingo se joden”, que Jaime Gonzales al salir los árbitros gritara con su voz de trueno ¡arbitro hijueputa cuidado y te vendes!  Eso hace parte del pasado, hoy, aunque no entren los hinchas junioristas en alguna esquina de la ciudad, en una calle ancha de Santa Marta, se citarán por redes sociales las llamadas barras bravas de seudofanáticos  con el ánimo de enfrentarse sin medir lo catastrófico que pueda ser. Solo en la última confrontación hubo decenas de heridos y una víctima mortal.

Un gol del Unión es llegar al éxtasis, queremos se vuelva a gritar hasta las lágrimas, pero en paz//

“Quisiera llevar a mi hijo al estadio, pero tengo miedo que algo vaya a pasar”, dice con dolor el presidente de Acord Magdalena Bladimir Manga y en el municipio de El Retén, escribe en un grupo de WhatsApp el profesor Dagoberto Ortiz Ibáñez, “es un tema de pura integridad personal, quiero ver a Junior a quien le voy, pero quién me asegura que alguien no me a dar una cuchillada por la espalda”. Esa es la realidad del pensamiento crítico de hoy.  

El Unión Magdalena, el equipo de media tabla y una sola estrella con la hinchada más grande de equipo chico del mundo, reclama que debería ser un Activo para crecer turísticamente, que su grandeza debería estar en un gran museo y que en vez de ser señal de violencia debería ser de felicidad, porque no hay duda que cuando el Unión gana todos dormimos felices y en paz.

Se viene el partido de vuelta el próximo 14 de septiembre, amanecerá y veremos…