*La alcaldesa luego de recibir un informe sobre las condiciones de los centros y puestos de salud aseguró que la   Superintendencia de Salud a cargo de los mismos desde el año 2019 los deja en un estado crítico.

Virna Johnson Alcaldesa de Santa Marta//

Con la llegada de Gustavo Petro a la Presidencia de la República, se espera que las entidades intervenidas en el territorio regresen a manos de los gobiernos departamental y distrital, el electo jefe de Estado así lo dijo en tarima cuando cerró campaña en la Villa Bolivariana y se da por descontado que luego del 7 de agosto, llegue el fin de la intervención.

Pensando en ello la alcaldesa Virna Johnson emitió un amplio comunicado a la opinión pública en donde entrega un pormenorizado informe luego de las visitas de inspección, vigilancia y control realizadas a la ESE Alejandro próspero Reverend por parte de la Secretaría de Salud Distrital.

De acuerdo al gobierno los centros y puestos de salud del Distrito, entre ellos La Paz, La Candelaria, Bastidas, Taganga, La Castellana, Cristo Rey, Minca, Gaira, San Jorge y San Fernando, evidencian serios problemas, “no hay duda tienen en cuidados intensivos la salud de los samarios y esperemos que lleguemos a tiempo para que no le den un entierro de tercera”. Se asegura desde el gobierno.

Las condiciones de deterioro en los centros de salud son evidentes y en perjuicio de los usuarios//

En su informe la Alcaldía dice: “En el Centro de Salud de  Bastidas es evidente que no existen condiciones higiénicas para la prestación del servicio de salud, no hay señalización de las zonas y áreas; baños con fuga de agua, sin lavamanos y otros inhabilitados; la humedad está acabando con las paredes y los puntos eléctricos están dañados y expuestos por la falta de mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo, lo que conlleva riesgos no solo para los usuarios, sino también para el personal asistencial y los equipos médicos”.

Una situación similar se vive en el Centro de Salud de La Paz, donde también se evidenciaron problemas de humedad, interruptores de energía expuestos y un grave problema de heces de paloma. Igualmente, el ascensor se encuentra fuera de servicio. En este centro de salud, el consultorio de odontología presenta el techo totalmente caído y los equipos biomédicos se encuentran a la intemperie, dejándolos en un evidente riesgo de daño. También se encontró que la urgencia es atendida por un médico que está prestando servicio social obligatorio, sin acompañamiento de un médico contratado.

En su informe la alcaldesa Virna Johnson lamenta que el Puesto de Salud de Cristo Rey no cuenta con accesibilidad para personas con discapacidad y no se está prestando el servicio de odontología. Mientras que, en Taganga, se hallaron paredes y cielo raso destruidos por la humedad, lámparas desajustadas, algunos baños sin agua por falta de mantenimiento de las tuberías sanitarias. 

Algunos daños en los centros y puestos de salud es sin duda pura y física negligencia//

Otro establecimiento de servicio a la salud en manos de la intervenida ESE es el Centro de Salud La Candelaria, allí la Secretaría de Salud Distrital encontró equipos en mal estado, la pantalla del monitor de signos vitales se encuentra rota, sillas y camillas con óxido o dañadas, los carros de paro se encuentran abiertos y con medicamentos vencidos.  Llama la atención que, en este centro de salud, los profesionales están contratados hasta las 3:00 de la tarde y después de esta hora el personal es atendido por las auxiliares de enfermería y los médicos rurales.

Finalmente, el informe de evaluación de la secretaría de Salud dice que, en la Clínica la Castellana, hay presencia de plagas, redes eléctricas expuestas, tanques elevados sin tapa y sin lavar, afectando la calidad del agua, paredes con presencia de moho y en aparente estado de deterioro debido a la humedad. Los equipos biomédicos se encuentran deteriorados por el uso y la falta de mantenimiento correctivo, preventivo y predictivo.

La dramática exposición afirma que en la mayoría de los centros y puestos de salud no implementan un correcto plan de manejo de residuos hospitalarios, los cuales pueden generar contaminación que pone en riesgo la salud y la vida de los usuarios.

Pero si la historia de los centros y puestos de salud en el área urbana es de lluvia, en el área rural no escampa y dice el informe que los puestos de salud se encuentran cerrados o con deterioro extremos, como lo son El Campano, Tigrera, Calabazo y Paz del Caribe, se ha confirmado que dos puestos de salud más fueron cerrados; 11 de Noviembre y Olaya Herrera.

El deterioro de los centros y puestos de salud es responsabilidad de quien interviene desde el año 2019, la Supersalud//

Finalmente se asegura que, a través de la Secretaría de Salud Distrital, no solo se ha hecho IVC, sino que también han brindado acompañamiento mediante asistencias técnicas en repetidas oportunidades, sin embargo, se siguen evidenciando fallas de tipo técnico, asistencial, de servicios e infraestructura.

Para el gobierno de Virna Johnson se hace necesario que la ESE Distrital regrese a sus manos a fin de darle un cambio a esta situación y que se respete la autonomía de los entes territoriales tal como lo ordena la Constitución Nacional.