*En la también denominada megaredada se capturaron 19 presuntos testaferros por lavado de activos que superan los 40 mil millones de pesos, se ocuparon 26 bienes en varios departamentos del país avaluados en más de 8.000 millones de pesos producto del tráfico de estupefacientes y la extorsión.

*Dentro de la actividad operativa se destaca la afectación con medidas cautelares sobre 22 bienes inmuebles, se trata de varias casas de recreo y lotes ubicados en sectores exclusivos de la ciudad de Santa Marta, además de un establecimiento de comercio y tres sociedades comerciales (constructoras) avaluados en más de 8.000 millones de pesos, que se encuentran distribuidos en los departamentos de Antioquia y Magdalena.

Medellín fue el epicentro de una ardua jornada se inteligencia y trabajo conjunto para llevar a cabo 5 operaciones simultaneas que tuvo 17 allanamientos y 19 capturados en el marco de la lucha contra el lavado de activos y la persecución a las finanzas de los grupos criminales.

Trabajaron  la Policía Nacional de Colombia, a través de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, que focalizaron sus esfuerzos operacionales e investigativos a nivel nacional, con los que se lograron resultados contundentes en contra de los Grupos Delictivos Organizados ‘Los Chatas’, ‘El Mesa’, ‘Los Triana’ y ‘Pachelly’, en las ciudades de Bogotá D.C., Medellín (Antioquia), Barranquilla (Atlántico) y Santa Marta (Magdalena).

La tarea tuvo éxito en materializar las medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo a 26 bienes que pertenecían a integrantes y testaferros del GDO “Los Chatas”.  Las 19 capturas se llevaron a cabo después de un proceso investigativo adelantado por aproximadamente dos años, durante el que se logró establecer que entre el año 2009 y el 2023, estas organizaciones lograron recaudar una fortuna que se acerca a los 37.000 millones de pesos, producto de actividades ilícitas, y que fueron explotados por administradores y testaferros pertenecientes a estos clanes delincuenciales familiares con el fin de ocultar el dinero para dar apariencia licita.

“El modus operandi de estas organizaciones criminales consistía en crear oficinas fachadas de empresas, compra y venta de bienes inmuebles, ganadería y creación de establecimientos de comercio, mediante los cuales buscaban ocultar el verdadero origen ilícito de los recursos que obtenían mediante operaciones financieras y en efectivo, derivadas del tráfico de estupefacientes en varios municipios de Antioquia, en especial en los del Valle de Aburrá”. Dijo el coronel Edwin Masleider Urrego Pedraza, Director de Investigación Criminal e INTERPOL DIJIN.

En la ciudad de Medellín fueron capturadas 10 personas entre las que se encuentran siete familiares de Jorge de Jesús Vallejo Alarcón, alias “Vallejo”, uno de los máximos cabecillas del GDO ‘El Mesa’, quien a la fecha se encuentra capturado y quien también sería imputado durante esta operación por el delito de lavado de activos; entre los capturados se encuentran varios hijos, hermanos, sobrinos, su compañera sentimental y su exesposa, a quienes después de realizar los respectivos análisis contables y forenses se logró identificar un aumento injustificado de su patrimonio económico.

Cuatro personas más fueron capturadas en el barrio el Poblado de Medellín, en el municipio de Sabaneta – Antioquia, en la ciudad de Santa Marta – Magdalena y uno de ellos en la ciudad de Bogotá; de acuerdo a los elementos materiales probatorios y evidencia física recolectados durante la investigación se logró identificar que estas personas eran parte de la red financiera liderada por Edison Maya Ríos, alias “El Gomelo”, uno de los principales cabecillas del GDO ‘Los Chatas’ y encargado del manejo de varias rentas criminales y el relacionamiento con otras estructuras criminales, y que además, eran colaboradores en temas relacionados con el testaferrato, dado que varios de los bienes adquiridos y administrados por ellos hicieron parte de un andamiaje diseñado por los hermanos ‘Castaño Gil’ en las regiones de Urabá y el Darién, para legalizar el plan criminal del despojo de tierras y el lavado de activos de la “Casa Castaño”.

Simultáneamente en el municipio de Bello (Antioquia) y en la ciudad de Barranquilla (Atlántico), fueron capturados uno de los financieros y la compañera sentimental de uno de los cabecillas del GDO ‘Los Triana’, quienes a través de la creación de una empresa para dar apariencia de legalidad a los dineros provenientes de las actividades que incluyen la acumulación de recursos a través de los cobros en grandes cantidades por extorsiones a los negocios comerciales, a los vehículos distribuidores de productos de la canasta familiar y otras empresas, de igual forma, a los establecimientos de la zona rosa de este sector, la distribución y comercialización de estupefacientes en las plazas de vicio en poder de la organización y fondos generados por los intereses cobrados por préstamos de dinero gota a gota, generaron un incremento por justificar de 10.600 millones de pesos.

También se llevó a cabo la imputación por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito del cabecilla principal del grupo criminal Elkin Fernando Triana, alias “El patrón”, y también a Andrés Felipe Villa, alias “Pipe” quienes se encuentran con medida de aseguramiento privativa de la libertad.

Finalmente, en el barrio Araucarias de Bello Antioquia y en el barrio Laureles de la ciudad de Medellín, fueron capturados tres integrantes del GDO ‘Pachelly’, entre ellos se destaca la captura de Emilio Mazo Pulgarín, alias “Pocho”, cabecilla actual y exintegrante del Bloque Centauros de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia, al mando de Miguel Arroyabe alias “Arcángel”; así mismo la captura de su tía quien fungía como financiera del grupo delincuencial.

Dentro de la actividad operativa también se destaca la afectación con medidas cautelares sobre 22 bienes inmuebles, se trata de varias casas de recreo y lotes ubicados en sectores exclusivos de la ciudad de Santa Marta, además de un establecimiento de comercio y tres sociedades comerciales (constructoras) avaluados en más de 8.000 millones de pesos, que se encuentran distribuidos en los departamentos de Antioquia y Magdalena.

Las 19 personas detenidas fueron presentadas en audiencia virtual de control de garantías, en donde los jueces dieron legalidad a sus capturas y a los allanamientos; los bienes afectados con medidas cautelares fueron dejados a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Se dijo finalmente que de  esta manera, la Policía Nacional continuará trabajando en sinergia con todas sus capacidades para que se dé el cumplimiento a los lineamientos estratégicos del Gobierno Nacional y a la lucha frontal contra organizaciones multicrimen, dedicadas a la comisión de diferentes delitos que afectan la seguridad la tranquilidad y el desarrollo social en todo el país, estas acciones son un aporte sustancial e importante para recuperar la seguridad humana, debilitar el poder de dominio y control al flagelo criminal en el territorio nacional.