*Santa Marta amaneció como hace rato no pasaba, las historias tristes que a menudo los violentos nos enrostran siendo ellos los protagonistas porque son capaces de matar a quien les dé la gana quedaron a un lado.

“Es una verdadera Epopeya lo que estamos viendo, son once gladiadores los que acaban de vencer al Junior de Barranquilla, era en el papel una nueva lucha entre Goliat y el pequeño David, pero otra vez David soltó de su onda su potente balonazo del presente, esta vez fueron dos latigazos para dos goles el filisteo barranquillero yace en el gramado moribundo, Unión le vuelve a ganar al Junior, Gloria a Dios”.

La hermosa prosa sale de la garganta del maestro y poeta Alberto Camilo Blanco, su emoción contagia a quien le escucha, ya antes hemos llorado con el grito de gol de Julio Lobo  en el micrófono de Fuego Estereo, su ¡fue gol, fue gol, fue gol, bananero! Eriza la piel y más cuando sabemos que lo canta a unos segundos de que termine el partido y Unión le vuelva a ganar al Junior esta vez, 2×1 y con el valor agregado que con esos 3 puntos está saliendo de la zona de descenso.

Amanece ya es lunes y los vecinos salen temprano a la tienda para comprar  leche y unas mogollas, avanzar con vainas para el almuerzo, y el gracioso de Fabio el ‘cachaco de la tienda’ los recibe con un “ahora sí a vivir felices, está ganando y jugando bien el Unión”, de ahí para allá la región de Badillo, como diría el Cacique  de la Junta, el tema de conversación es el Unión y la alegría con que amaneció Lucho Gaira, el profe de la esquina  y hasta Andrés Dominguez que desde pequeño le comenzó a ir al Nacional, porque el Unión siempre estaba en la B y poco sabía del equipo, pero resulta que estos triunfos lo emocionan, y el día que el verde verde  le empató en el Sierra Nevada, grito ¡hijueputa Unión fue mejor!

Carlos Bacca abrió de penalti, el marcador, él terminaría en el banco viendo como perdía su equipo otra vez !Junior Unión es tu Abuelo! // Foto Cortesía//

La llevada al colegio de los hijos fue distinta, el padre que siempre quiere pasarse a todo el mundo empezando con Bladimir Manga, estaba feliz, no pitó a rabiar, sino que con el vidrio abajo a todos les decía, ¡viste ese gol, joda Hinojosa es un crack, estoy feliz!

El señor que vende los mangos en la puerta de la IED, que solo hace dos días se quejaba que los pelaos le están dando los billetes arrugados y cuando los abre en la casa están rotos y no los puede echar para adelante, se le pasó la rabia, “oiga jugamos como machos, esos pelaos tienen de la que sabemos, hay un cipote equipo”.    

Dice el historiador y estadígrafo  Luis Avendaño miembro ACORD, que Unión Magdalena como local ante Junior de Barranquilla ha jugado 86 partidos. 37 victorias para Unión, ahora con esta  pasa a 38, 26 para Junior  y 23 empates. La última vez que se habían enfrentado en el Sierra Nevada fue el veintitrés de abril. Partido suspendido por la gresca entre las barras de ambos conjuntos y que dejó el triste saldo de una persona muerta, varios heridos y destrucción del estadio, una de las razones del por qué se jugó sin público este domingo 4 de septiembre.

Con el Unión Magdalena, ya sabemos la historia, por eso hay que vivir el momento que nadie se deje quitar la felicidad que se está viviendo, este equipo dará la pelea durante el año 2022, nadie sabe que va a pasar en el 23, pero como dice Yannis Moscote, aprovechemos este cuarto de hora, grandioso, fantástico, gritemos gol hasta que el cuerpo aguante.

El Unión en contados dias volverá a verse la cara con el Junior, no hay partido igual o otro, de seguro que será una nueva fiesta// Foto Cortesía//