La alcaldesa de Santa Marta Virna Johnson rindió cuentas de su gestión pública del año 2020, considerada la más desafiante de la historia reciente ante la presencia de la pandemia por coronavirus.

Desde la última morada de Simón Bolívar, la Quinta de San Pedro Alejandrino y 24 horas después de la exposición de sus actos administrativos del gobernador Carlos Caicedo,  la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson Salcedo  desarrolló su  Audiencia Pública de Rendición de Cuentas de 2020.

En ella, la mandataria   presentó los avances, resultados de los proyectos y los logros de la Alcaldía, ante un grupo de líderes, grupos representativos, gremios, entes de control, veedurías ciudadanas, fuerza pública y en general a toda la comunidad a través de las plataformas virtuales.

“El respaldo de los samarios permitió la consolidación en el  2020  diversas acciones estratégicas del Plan de Desarrollo «Santa Marta Corazón del Cambio 2020-2023», y pudimos por ejemplo inmersos en esta pandemia,  la ampliación de 220 Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y 129 unidades de cuidados intermedios; así como la adquisición de ventiladores mecánicos, bombas de infusión y monitores que han permitido brindar atención médica desde que inició la pandemia y la compra y entrega de materiales de bioprotección al personal médico”.

Para la mandataria esta acción ha sido soporte para evitar que la estela de muerte provocada por la pandemia haya sido menos catastrófica y con la implementación de esta logística sean mas las vidas salvadas y así el dolor ocasionado por un ser querido tenga como recompensa que otras vidas siguen entre nosotros. 

“Rindo un homenaje a todas esas personas que perdieron un ser querido en esta pandemia y sepan que su dolor también es el mismo, ante la tragedia que estamos viviendo”.

La alcaldesa Virna también informó que inmerso en la pandemia su gobierno logró la entrega de más de 54.005 ayudas alimentarias, que beneficiaron a 216.020 personas durante el aislamiento obligatorio y la atención especializada a los adultos mayores, con la entrega de dos Centros de Vida: en El Cisne y Bastidas. 

“En el área de educación, teniendo en cuenta los retos que propició la virtualidad, la Alcaldía de Santa Marta logró la instalación de 106 zonas wifi gratuitas, siendo pioneros en el país en la instalación de este tipo de plataformas que impactan a más de 79.000 estudiantes. De igual forma, se logró entregar la nueva sede de la IED John F. Kennedy y el avance sustancial de las IED Taganga y Líbano 2000, así como el mejoramiento de infraestructura del colegio INEM y la entrega de 7 millones de raciones del Programa de Alimentación Escolar (PAE), que beneficiaron a 52.276 estudiantes”. Dijo la alcaldesa.

En su rendición de cuentas agregó: “La recuperación de 27.626 metros cuadrados de espacio público del Camellón de la Bahía, la masiva intervención de la malla vial de la ciudad, la intervención de la Avenida del Río, entre Avenida de El Ferrocarril y la carrera 19; la instalación de un 100% de semáforos con energía solar; la puesta en marcha del Plan de Ordenamiento Territorial 500 años, la entrega de 200 títulos de propiedad; la creación de la Secretaría de la Mujer y Equidad de Género junto a la política pública del sector; la disminución de delitos como el hurto, homicidio y violencia intrafamiliar y la puesta en marcha de un convenio para diseñar la nueva planta de agua potable El Curval, que aportará 2000 litros por segundo de agua potable para Santa Marta, convirtiéndose en una solución  al problema de desabastecimiento del líquido.

La mandataria de los samarios agradeció el alto nivel de confianza recibida durante este difícil año, donde las decisiones y las medidas adoptadas siempre se han asumido pensando en el bienestar general y en la consolidación del proceso de cambio que la ciudadanía viene respaldando y defendiendo. 

Durante su intervención, la alcaldesa Virna Johnson recordó que su periodo inició en un 2020 “con mucha alegría, entusiasmo y un enfoque estratégico para profundizar en los cambios que venían transformando la vida de los ciudadanos. Un año que quedará anclado en la historia de la humanidad por la pandemia que nos ha traído el Covid 19. En nuestra memoria quedará esta dura batalla por salvar vidas, por adaptarnos a nuevos estilos de vida, a limitaciones y restricciones, que no pensamos que viviríamos y padeceríamos”. Enfatizó

“El año 2020 fue de duras pruebas y grandes desafíos para cualquier alcalde o gobernante, donde manejar rigurosa e inteligentemente un presupuesto más que nunca limitado por los compromisos y gastos que debíamos asumir en materia de salud y ayudas a los sectores más afectados y necesitados, era nuestro mayor reto”, dijo finalmente  la mandataria distrital, Virna Jonhson,   agradeciendo el respaldo ciudadano.