*A las dos de tarde de ayer 25 de marzo un hombre de contextura gruesa que se movilizaba en motocicleta se bajó de ella encañono con un arma de fuego a cuatro estudiantes y los despojó de sus celulares luego se dio a la huida.

Este hecho se volvió recurrente en las afueras de la Universidad del Magdalena, de acuerdo a Rafael Ricaurte Ebratt, estudiante del pregrado de Derecho y representante recién elegido ante el Consejo Académico, la semana pasada hubo un atraco o asalto a mano diario y las víctimas fueron todos estudiantes.

Rafael está en Edgar Salas y La Entrevista, llega para hablar de la delicada situación que están viviendo desde hace meses luego del proceso paulatino a la presencialidad al alma máter. “Señor Edgar nosotros los estudiantes estamos atemorizados, en verdad no queremos que nos maten por robarnos un celular o un equipo de medicina u odontología, tal vez una cámara de las que utilizan los compañeros de Cine y Audiovisuales, por favor que las autoridades no esperen que los bandidos en su afán de llevarse lo que es nuestro, nos hagan un daño irreparable».

La situación no puede ser más alarmante, salir de las paredes de la Universidad se ha convertido en un destino sin final escrito, los atracadores y asaltantes en moto se pasean como El Señor por su casa, no hay reacción policial y de parte del gobierno hasta el momento poca acción y determinación han podido ver los muchachos.

El robo de celulares, equipos médicos y audiovisuales están en la lista de los delincuentes en las afueras de la U//

“El pasado 16 de marzo radicamos una carta peticionaria a la cual anexamos 6 mil firmas, óigalo ben 6 mil firmas, ante la Alcaldía Distrital, creemos que la alcaldesa es la jefe de los organismos de seguridad en este territorio, allí está la Secretaria de Seguridad y Convivencia, La secretaria de Gobierno, de la Mujer, en fin, sentimos que ellos deben tomar este tema en serio, por Dios eviten que un bandido de estos maté a un universitario”.

De acuerdo al estudiante universitario pese a que han pasado diez días no hay una sola respuesta desde el gobierno y a pesar de los atracos constantes con arma de fuego por delante, la Policía Metropolitana no tiene estrategia para combatir a la delincuencia que se pasea a diario por las calles aledañas a la U.

“Si en promedio hay un atraco por día, que los puntos donde ocurren, ya le fueron indicados a la Policía desde noviembre del año pasado cuando ‘paseamos’ las calles con la anterior secretaria de Seguridad Sandra Vallejos, que dimos los horarios de acción delincuencial, que pedimos un CAI Móvil, pero no pasa nada, seguimos en las mismas en medio de la angustia y el temor”.

El líder estudiantil reitera que la situación no puede ser mirada políticamente, ni partidista, ni con color de emociones personales, porque aquí se está hablando de vidas humanas de seres que en una fracción de tiempo pueden perder la vida a manos de un delincuente que va a todo o nada.

“Es urgente activar un Comando de Atención Inmediata -CAI Móvil- e implementar un esquema seguridad, en el sector donde se encuentra ubicada la Alma Mater. Retomar el esquema de patrullaje permanente por el sector a cargo de las unidades policiales motorizadas y a pie. Instalar los dos (2) puntos seguros de video vigilancia anunciados para el sector de esta Casa de Estudios Superiores por la Alcaldía de Santa Marta. Desarrollar operativos de desarticulación de la delincuencia dedicada a la venta de drogas e inducción al consumo de estupefacientes como parte de la renta ilegal que produce el microtráfico”. Es el planteamiento que en ese sentido ha hecho el rector Pablo Vera Salazar.

Un lector de edgarsalas.com,co envía esta fotografía y cuenta que a las 2 de la tarde de ayer 24 de marzo, un sujeto atracó a cuatro estudiantes de la U en dicha esquina//

El universitario Rafael Ricaurte, afirma que acompañan a las autoridades universitarias en sus peticiones, asegura que la autonomía da unos derechos y que saben de sus deberes, “a esta universidad llega el 50 por ciento de estudiantes de Santa Marta, por lo tanto, hay una responsabilidad del Gobierno en brindarnos esa seguridad que estamos pidiendo es una obligación no un capricho”.

Según Ebratt en su intervención en Edgar Salas y la Entrevista, el estudiante de UNIMAGDALENA vive en un escenario distinto al de otras universidades, “fíjese a la UCC o la Sergio los muchachos la buseta los deja en la puerta de la institución, o tienen moto propia o en su defecto un carro, aquí es distinto el universitario llega a pie y se va a pie para la casa, vive a los alrededores de la U por eso es presa fácil del bandido, eso es lo que queremos que entiendan las autoridades, la señora alcaldesa el comandante de la Policía”.

A pesar de los compromisos adquiridos de establecer los puntos seguros con cámaras, estaciones de monitoreo móvil, reforzamiento del cuadrante y del polígono de seguridad, nada se ha materializado infortunadamente hasta el momento, por eso los muchachos de la U, la verdadera razón de ser del alma mater, la materia prima de la institución repite en coro… “No esperen que nos maten para tomar las acciones correspondientes”…        

El joven estudiante termina el dialogo con Edgar Salas y señala, “nosotros sabemos reclamar, marchar, pero no queremos llegar a esa instancia, nuestras peticiones no arrebatan votos, ni negocios, ni nada a nadie, solo queremos vivir y transitar por las calles en paz”

Entrevista completa//