*Una confrontación entre indígenas Kogui en el área del Magdalena en días anteriores, dejó por lo menos 60 heridos

Defensoría del Pueblo advierte que restricciones a la movilidad luego de los enfrentamientos registrados provocan una crisis que debe superarse.

Funcionarios de la Entidad mantienen el acompañamiento al pueblo arhuaco para buscar salidas a conflictos generados en un proceso electoral interno.

La Defensoría del Pueblo constató que se ha vulnerado el derecho al libre tránsito de miembros del Pueblo Arhuaco de la Sierra Nevada lo cual puede conllevar a una afectación a los derechos a la seguridad alimentaria, a la salud, a la autonomía y a la pervivencia cultural de aproximadamente 500 personas.

El conflicto entre lideres y el Pueblo Arhuaco e el departamento del Cesar, según la Defensoría del Pueblo podría generar problemas alimenticios ante la falta de movilidad de los pueblos de la parte alta//

Así mismo, funcionarios de la Entidad recibieron información sobre presuntos hechos de violencia que han puesto en riesgo los derechos fundamentales de Mamos y miembros de la comunidad en Nabusimake.

Ante este escenario, la Defensoría del Pueblo mantendrá el acompañamiento necesario para la generación de un espacio de concertación y diálogo en el que el Pueblo Arhuaco pueda resolver el conflicto existente en relación con la legitimidad de la elección realizada, y así mismo se determinen los escenarios y procedimientos a los que acudirá la etnia para resolver los conflictos electorales que puedan suscitarse.

“El acompañamiento de la Entidad ha sido y será siempre respetuoso del derecho a su autonomía y autodeterminación, el ejercicio de su gobierno propio y la solución de sus asuntos internos a través de mecanismos propios, garantías fundamentales que salvaguardan la diversidad étnica y cultural”, destacó el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Además, la Defensoría del Pueblo manifiesta su preocupación pues se ha impedido el acceso de los funcionarios que tenían la misión de verificar dichas denuncias y de evaluar la situación de derechos humanos en dicha comunidad.

El conflicto político, ahora le tocó el turno al Pueblo Arhuaco, pero del Cesar//

“Hacemos un respetuoso llamado al Pueblo Arhuaco, para que los consensos que caracterizan el ejercicio de su gobierno se mantengan y que, en el marco de los mismos se permita la movilidad humana sin restricciones, para garantizar la seguridad alimentaria, la salud e integridad de todos, haciendo énfasis en la población más vulnerable, como los menores de edad, las mujeres y los adultos mayores”’ agregó Carlos Camargo.

“Solicitamos que se permita el acceso a la entidad, con el ánimo de poder cumplir con nuestra misionalidad, y reiteramos el compromiso con el Pueblo Arhuaco, de acompañar los espacios de diálogo y realizar las gestiones necesarias para avanzar en la resolución de sus conflictos internos y el fortalecimiento de su gobernabilidad”, dijo también el Defensor del Pueblo.

Finalmente, Carlos Camargo expresó que desde la Defensoría del Pueblo hacía  el llamado a las entidades gubernamentales para que implementen con carácter urgente las acciones orientadas a facilitar la resolución del conflicto interno y la garantía de sus derechos.

La comunidad Kogui del Magdalena tiene desde hace días un confrontación con sus pares de La Guajira que deja por lo menos 60 heridos//

La confrontación Kogui

La semana pasada fue el Magdalena el escenario de una confrontación entre indígenas, los involucrados los llamados primeros descendientes de los Taironas, el pueblo Kogui. Un conflicto de poder de mando los llevó a un duro enfrentamiento que según las cuentas habría dejado 60 heridos.

La discordia en esta parte del macizo montañoso obedece a una disputa de poderes y territorio que se viene presentando desde el año 2019 entre dos líderes Kogui. El recientemente proclamado Cabildo gobernador de Magdalena, Atanacio Moscote Gil y   Arregocés Conchacala Zalabata, cabildo gobernador kogui-malayo- arhuaco, pero en La Guajira.

Los hechos de violencia se registran en el sector de San Antonio, en el corregimiento de Palmor, Ciénaga. A esa zona del macizo montañoso llegó de La Guajira una comisión de unos 80 Koguis que, enviados por Arregocés Conchacala, pretendía recuperar el liderazgo territorial.

Los Koguis con asiento en el Magdalena, reclaman autonomía e independencia de la mano de su líder Atanacio Moscote//

La situación generó enfrentamiento físico y se dijo que varios indígenas, mujeres y niños fueron golpeados, desnudados y objeto de burlas, lo que empezó como una discusión verbal terminó a palos y golpes de puño.

El gobernador Kogui del Magdalena, Atanacio Moscote, denuncia que este grupo kogui de La Guajira pretende desconocer su mandato dentro de la asociación independiente Munkuawimaku constituida en el año 2019 y que tiene el aval del Ministerio de Interior.

“Estas personas, en un claro abuso, llegan a los resguardos y, haciendo uso de la fuerza, golpean, desnudan y se burlan de nuestros miembros para que retiren su apoyo hacia mí”, comentó Moscote.

El líder Kogui que no está en esa zona de la Sierra dijo que allí no llegaba porque la intención era precisamente presionar su regreso para que el torturado fuer él.

La Defensoría del Pueblo ha tenido mucho trabajo por estos días en la Sierra Nevada, los conflictos internos de los hermanos mayores pasaron del Magdalena al Cesar//

El pueblo Kogui del Magdalena se ha declarado independiente y aparentemente el Consejo Territorial de Cabildos no quiere reconocer su estatus.

“Siempre han querido tener su autoritarismo en el Magdalena y que los recursos del Estado lleguen directamente a ellos. Eso por años nos ha tenido rezagados”, dijo finalmente Atanacio Moscote el gobernador Kogui del Magdalena.