*En las últimas horas el Concejo municipal de Ciénaga le dio un entierro de tercera al proyecto de Acuerdo por medio del cual le había autorizado al alcalde Luis Tete Samper, hacer un contrato de concesión para el mantenimiento de unos espolones recién construidos y para lo cual tendría a su disposición 16 mil millones de pesos.

La noticia se había regado como pólvora en Ciénaga, ¡Ey a Tete le aprobaron un proyecto para que se gaste una millonada cuidando unas piedras! Fue la primera expresión que se escuchó de un lado al otro en el templete al frente de la Alcaldía municipal.

A partir de allí como en la época de las bananeras, erupcionó el pueblo, la gente se levantó de sus sillas y decidió ir a las calles, a la carretera, a la vía del tren. Con una consigna   decirle NO a lo que consideraron era un daño administrativo, un pecado para las arcas oficiales, una verdadera equivocación del gobierno.

Aunque se veían pocos en la calle, la gran fuerza de los protestantes de Ciénaga estuvo en las redes sociales y la prensa independiente y seria//

“No contento con el despilfarro de los recursos públicos en temas como las fiestas del Caimán donde no hay cuentas claras de más de 2 mil millones de pesos, ahora este señor, nos va a salir con esta locura, estoy apoyando a la gente en las calles hay que parar ese exabrupto”, diría con un megáfono en mano el expresidente del concejo Carlos Padilla Peña.

La iniciativa que fue aprobada por los 17 concejales cienagueros, tuvo una resistencia insospechada por el gobierno y aunque Efraín desde los Olivos decía de manera despectivas que solo estaban en la foto ‘cuatro gatos’, la fuerza de protesta fue creciendo en las redes sociales, y el periodismo independiente de Ciénaga, generó una gran confianza en la comunidad. ¡No más concesiones! ¡No más Concesiones!  Se escuchó hasta los terrenos del volcán de aguas milagrosas.

Ese hecho puso nervioso al alcalde Tete, se dejó descubrir que estaba improvisando ante tamaña propuesta de gasto y luego de recibido el Acuerdo aprobado, en medio de la presión, dijo que ya no concesionada diez años sino cinco años, de la rueda de prensa salió peor. Hecatombe.

“Tete es el rey de las concesiones en Ciénaga y ninguna genera satisfacciones a la comunidad, en el acueducto es un fiasco, en el alumbrado también y ni que decir la del Tránsito, este es otro gol que quiere meter este alcalde y que al final es un autogol para los cienagueros”, también dijo Carlos Padilla.

Las denuncias en contra del gobierno de Luis Tete Samper son muchas, la de la Concesión para espolones surtió efecto//

La presión creció y creció como la espuma del mar cuando toca playa de la salitrosa y Tete se jugó una última carta, como los espolones están en zona cercana a los barrios de pescadores, llegó ofreciendo el oro y el moro, pero no funcionó y también le dijeron que NO. Regresó a la Alcaldía y se inventó que ahora tomaría no 16, sino 9 mil millones para otras vainas, fue allí cuando como sucedió al presidente de Ecuador Abdalá Bucarán, quien solo duró en el poder 5 meses y 25 días. (Tomó posesión el 10 de agosto de 1996 y fue destituido el 6 de febrero de 1997), al considerar el Congreso que no estaba en sus cabales para dirigir al país. A Tete le dijeron que estaba loco. 

Finalmente, todo ha terminado en este circense capítulo de la vida política de Ciénaga, a Luis Tete Samper, no le tocó otra que objetar el Acuerdo y como del ahogado queda el sombrero, ‘tiró el lance’ de que le cambiarán el destino de la plata, el Concejo de Ciénaga se lo recibió, hizo caso omiso a su solicitud y decidió archivar el polémico Acuerdo de mantenimiento a los espolones.

“Por unanimidad los 17 concejales de Ciénaga decidieron archivar el Acuerdo Municipal que autorizaba al Alcalde de Ciénaga Luis Tete Samper, a comprometer vigencias futuras durante 10 años por un monto de 16 mil millones de pesos, para celebrar un contrato de concesión con el objeto de darle mantenimiento a los espolones que construye la Alcaldía en las playas del municipio”. Dijo emocionado Guillermo Cabana, uno de los líderes barriales que nunca bajó los brazos en su lucha contra el establecimiento.

La voz del pueblo es la voz de Dios, y en Ciénaga se impuso su verdad, la prensa libre ayudo a lograr objetivos//

El concejal Ernesto Smith, ponente de la iniciativa objetada, no considero fundada o viable que se le diera aprobación al Acuerdo nuevamente con las modificaciones propuestas por el mandatario; porque, según expresó en su ponencia, las objeciones no fueron basadas en consideraciones jurídicas cómo establece la norma sino en planteamientos políticos.

“Ante todo esto no hay duda que ganó la sensatez de los buenos cienagueros esos que quieren lo mejor para su ciudad y perdió la tozudez, la terquedad, de un alcalde que está de espaldas al pueblo que lo eligió”, aseguró Carlos Padilla Peña.

FIN.