*Un ambiente de zozobra se vive en muchos barrios de la ciudad, el sicariato,  el robo a mano armada, el ataque en vía pública y el raponazo motorizado,  deja la sensación que la delincuencia le estuviera ganando la apuesta a institucionalidad.

Desde el gobierno Distrital, se declara lucha frontal al delito, la sociedad espera resultados eficaces//

 Al tiempo que cuatro delincuentes en motos tratan de intimidar a un conductor en la vía que lo acercaba al puente que comunica el sector de Mamatoco con el barrio Once de Noviembre, está ocurriendo el atraco a una mujer en una calle de la urbanización Andrea Carolina, minutos antes se sabe que a un joven le han robado su celular en la Concepción y un grupo de muchachos salen corriendo y evitan que le quiten sus pertenencias en el Barrio Los Almendros.

Todo eso ha ocurrido en un lapso de una hora y la Policía, aunque hace su esfuerzo de control y vigilancia, no ha podido frustrar ninguno de los casos en mención, no hay capturados, ni sospechosos, el área de alto nivel turístico tiene uniformados a tutiplén, pero las zonas residenciales siguen siendo presa de la delincuencia, los muchachos de las motos, (el 95 por ciento del ratero en Santa Marta tiene una edad promedio entre 15 y 30 años), siguen a sus anchas.

Pero el caso del Once de Noviembre, sí que es especial, en tiempos de la estructura paramilitar al mando de Hernán Giraldo Serna, este sector o barrio, era sagrado igual que el Mercado Público, en el imaginario colectivo nació el mensaje que allí un delincuente externo a esta red de narcos y antiguerrilleros no tenía ninguna posibilidad de salir vivo si cometía un delito, hoy las cosas son distintas ¡El Once es vulnerable!

Nadie está pidiendo el regreso de la mano negra del paramilitarismo de Giraldo, pero la sociedad si reclama que la institucionalidad brille con su presencia, este tipo de robos en la vía jamás la habían visto los samarios, por lo tanto, hay temor, el susto está en los rostros de la gente. ¿Y ahora quién podrá defendernos? Necesitamos a un Chapulín Colorado, que tome las riendas de la situación, pero no puede ser que venga de un sector distinto a la institucionalidad.

Se habla de una lucha por el poder del Microtráfico y su millonario negocio entre Pachencas y Clan del Golfo, pero a su vez han nacido pequeñas estructuras lideradas por bandidos venezolanos que van creciendo en su accionar, el negocio del robo diario debe ser sustancialmente bueno, no se sabe cuántos celulares se roban por día  en Santa Marta, quien se los compra después a los bandidos y mucho menos quien está dispuesto a romper esa cadena de horror.

Si han violentado el seguro de un lugar mítico como el Once de Noviembre, estemos seguros que los bandidos están dispuestos a hacer lo que sea para tener el control de la ciudad, ¿A cuántos turistas ahuyento ese video? Hace ya meses entre Guachaca y el peaje de Neguanje un vehículo tarda 35 minutos como mucho, en el tramo Bonda y el puente del Once, donde ocurrió el ilícito  por lo menos una hora o más, esta apreciación de seguro fue analizada por el bandido y saben que allí podrán atacar sin mayores temores. Un verdadero Bocato Di Cardinale.      

El hecho del Once de Noviembre disparó las alarmas entre las autoridades, pero para la gente era un hecho cantado//

Pero que se mantenga la esperanza, la Policía Nacional desde Bogotá anunció el aumento de pie de fuerza en aeropuertos y terminales de transporte terrestre para velar por la seguridad de los viajeros en esta temporada de Navidad y de fin y comienzo de año, ¿Pero los barrios? ¿Quien cuida a la gente de a pie en las esquinas? ¿Cuando la gente podrá sentarse en la terraza a conversar y reír con confianza?

“Con el fin de cerrar toda posibilidad de acción de la delincuencia común y las organizaciones multicrimen en terminales terrestres y aeropuertos, la Policía Nacional refuerza su estrategia de seguridad en estos puntos clave de movilidad para velar por la tranquilidad de los viajeros. Por disposición del señor presidente de la República Dr. Gustavo Petro Urrego y el señor Ministro de Defensa Nacional Iván Velásquez Gómez se ha dispuesto en el marco del plan ‘En esta Navidad, mi familia es Colombia’, un aumento significativo de mujeres y hombres de distintas unidades de la Institución que desde hoy y hasta el 31 de enero de 2023 harán presencia en 58 aeropuertos, 113 terminales terrestres y 11 puestos fluviales”.  Dice un comunicado oficial.

Aquí se hace necesario también la decisión de la comunidad de apoyar con la denuncia efectiva y oportuna, esta es una de las fuentes más fidedignas a fin de hacer frente a esta ‘mano’ de delincuentes que poco a poco han ido mermando el mensaje de una Santa Marta tranquila y en paz.

De tal manera que la Institución uniformada invita a reportar a la línea 123 cualquier situación sospechosa o que ponga en riesgo los derechos y las libertades públicas. Tengamos fe en que los policías de la patria trabajan para proteger la vida, convivencia y seguridad de todos los habitantes del territorio nacional y así ninguna estructura violenta tenga que venir a imponer el orden.