*Desde la Policía Metropolitana de Santa Marta se lideró esta campaña con un resultado que llegó a lo profundo del corazón.

En total fueron 13 niños los que llegaron al Centro de Vida Marina y recibieron la Delfinoterapia de acuerdo a estudios científicos es uno de los mejores procesos para un niño en esta condición.

Estudios, expertos y hasta científicos han descrito que la Delfinoterapia, interacción del delfín y la persona junto al terapeuta, y allí se ha observado que las ondas cerebrales de los pacientes cuando están junto al delfín producen una armonización entre los dos hemisferios cerebrales, produciendo un estado de relajación y paz como sucede cuando realizamos meditación.

Se asegura que, con la Delfinoterapia, la calidad de vida de niños o adultos con disfuncionalidades que padecen enfermedades crónicas y psicológicas y en este caso de niños con autismo se intenta mejorar, obteniendo magníficos resultados.

Por conmemorarse este 2 de abril el día Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, el cual las Naciones Unidas celebra  con el objetivo de reafirmar y promover la plena realización de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas autistas en igualdad de condiciones con las demás, la Policía Nacional, la asociación de obras sociales en beneficio de la Policía Nacional y el Centro de Vida Marina hicieron posible esta jornada de terapia grupal y así aportar a la  mejora de las condiciones de salud de los niños samarios.

Desde la Policía Metropolitana de Santa Marta, y el Centro de Vida Marina, fue motivo de alegría observar cómo los delfines lograron en los niños autistas generar una gran sensibilidad al entrar en contacto con las ondas ultrasónicas que los animales emiten ayudando de inmediato a tener conexión neuronal, que se espera tenga efectos luego en los movimientos corporales, coordinación, comunicación, relaciones sociales, estado de ánimo y comportamentales.

“En la Policía Metropolitana de Santa Marta, estamos agradecidos con la donación recibida por parte del Centro de Vida Marina, llevamos 13 niños que recibieron 10 sesiones de la terapia asistida con delfines, que se lleva a cabo en un entorno acuático con ambiente controlado en un lapso de 30 minutos donde los pacientes pueden interactuar con los delfines bajo la supervisión de profesionales”. Se dijo desde la institución.

 El Centro de Vida Marina de Santa Marta, ha incorporado esta terapia en sus actividades ante los beneficios que se han observado en personas con diversas enfermedades o patologías como: el autismo, el síndrome de Down, asperger, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la parálisis cerebral y trastornos emocionales.

También se dijo que se ha utilizado en el tratamiento una variedad de condiciones ya que, es evidente que aumentan el nivel de funcionalidad de las extremidades superiores y el control de tronco y cabeza, ofrece al usuario una menor dependencia para dirigir sus movimientos donde él requiera en cada momento, generando felicidad y sensaciones placenteras.