Con motivo de la conmemoración del día de la tierra se desarrolló el conversatorio “Hablan los expertos “¡PROTEJAMOS LA TIERRA! Desde la participación comunitaria», el evento contó con la participación del reconocido investigador y activista ambiental Erick Pajares Garay, desde Cusco, Perú y Patricia Caicedo Omar, directora de la Autoridad Ambiental del Distrito de Santa Marta.

El evento transmitido por distintas plataformas que incluyó a la Alcaldía de Santa Marta y portales informativos como PCT en la Noticia, Código Prensa y Cambio 24, tuvo en el periodista Edgar Salas su moderador y aunque en el formato inicial estaba patentado hablar de cómo trabajar en equipo en la preservación del planeta, las activas intervenciones se volcaron a un gran propósito. Defender al país del Glifosato.

Fue Patricia Caicedo quien puso el tema sobre la mesa al señalar en su segunda intervención, “Este foro o conversatorio que hacemos en honor a la tierra debe llevarnos a preguntarnos, ¿Es posible aceptar la medida del Gobierno Nacional de fumigar con glifosato para erradicar los cultivos ilícitos siendo que atenta contra los derechos humanos ambientales? Yo soy la primera en decir que no, que debemos ejercer el derecho a la protesta, que la sociedad debe movilizarse, que debemos enfrentar con valentía esta decisión porque es asesina y mal intencionada.

Al tiempo de su reacción, el invitado internacional Erick Pajares Garay, Autor de libros y textos como: Cambio climático, crisis del agua y adaptación en las montañas andinas, reflexión, denuncia y propuesta desde los Andes; de artículos como: Políticas y legislación en agrobiodiversidad; así en la tierra como en el cielo: sabidurías ancestrales para re-crear los paisajes bioculturales y armonizar con el cambio climático en las montañas andinas. Dijo sumarse a este tipo de iniciativas.

“Creo que es muy válida la posición de Carmen Patricia, el planeta necesita de defensoras locales, regionales y mundiales, ya hay un ejemplo de la defensa de la Amazonía que pone en entredicho las acciones del presidente Bolsonaro, si toca salir a protestar contra el gobierno de Colombia, tocará, la tierra necesita de sus protectores”.

Pajares Garay, afirmó que fumigar con glifosato a esta altura del siglo XXI es grotesco y vulgar, señalando que el daño que se ocasiona sería irreparable para la vida humana, la naturaleza y todo su entorno.

El evento se centró gran tiempo en esta situación convirtiéndose en la noticia de la noche, Patricia Caicedo la directora de la autoridad ambiental de Santa Marta, insistió que el país no puede retroceder en el tiempo y más si se recuerda que la fumigación con Glifosato trajeron a la Sierra Nevada muerte y caos, su aplicación no dejó ganadores, solo perdedores y los narcotraficantes no se acabaron ahí están.

“Hay que recordar cómo nacían niños con tumores, con sus cabecitas deformes, como campesinas e indígenas murieron por daños colaterales cuando se aplicó este veneno y cómo se afectó la flora y la fauna, debemos ponernos en pie de lucha, la vida prevalece ante la muerte, es imposible permitir que desde el Gobierno Nacional olímpicamente quieran venir a envenenar la Sierra,  a la Ciénaga Grande de Santa Marta, lo nuestro es un sistema de ecosistemas si se afecta a uno se afecta a otro y eso es lo que va a pasar si rocían Glifosato”, dijo convencida     

El profesor Erick Garay, aseguró por su parte que hay un valor ancestral que nos convoca a proteger la tierra, “Los hombres no somos dueños de nada, en la tierra tenemos el papel de protectores, y para ello debemos actuar”, aseguró, fue enfático en señalar que la sabiduría ancestral llegó para hacerse visible y que veía con agrado que las políticas desarrolladas desde el gobierno de Santa Marta y el plan de desarrollo del gobierno departamental de involucrar a las comunidades es fundamental para avanzar en esa protección.

“La tarea asociativa entre gobierno y comunidades es fundamental para crecer ambientalmente, la siembra de un árbol en equipo, la protección de una cuenca de río en unión, la campaña de proteger al mar, son acciones que suman en un solo propósito, la sanidad de la tierra como fuente de nuestra existencia, lo que se ve y viene haciendo en Santa Marta es muy bueno y merece ser replicado.

El activista e investigador se mostró dispuesto a venir a Santa Marta a calzarse los tenis y caminar en pro de la vida y la dignidad de la tierra. El evento terminó con un pronunciamiento de Patricia Caicedo en honor a la memoria de Cayetano Torres el máximo líder indígena que en las últimas horas murió víctima del Covid-19, señalando que gracias a su sabiduría se aprendió mucho a amar la tierra y deja un legado para defenderla.